Todo evoluciona

La Conciencia, la Justicia, la Perfección, la Eternidad, no es algo que en algún momento se alcance, va paso a paso y es un crecimiento constante.

Vivir en Paz

Para vivir en paz hay que tener en paz la Conciencia, que no quiere decir no haber cometido errores. Es reconocer que uno los ha cometido y estar atentos y dispuestos en la vida para no volver a caer.

El Origen del Ego

El ego nos lleva a vivir como individuos separados del resto y separados del Todo; formando parte de ese Todo, pero creando sus propias leyes y su propio mundo.

La ambición

La ambición no es mala, se puede tener la ambición de dar un paso para avanzar, pero no a costa de la vida o del dolor de los demás.

¿Por qué tememos?

El temor es a lo desconocido, la cura es el conocimiento.
La base de prácticamente todos los temores, que con fuerza invaden al hombre, está en la intensidad con la que se aferra a su forma física no queriendo padecer en ningún momento.

Religarnos con la Esencia

Como individuos debemos realizar un camino que nos conduce a tomar conciencia de nuestra Divinidad a través de volver a religarnos, como era en un origen, con el Todo a través del Amor.

¡Un único mundo para todos!

Tenemos un solo mundo, una sola escuela para los siete mil millones que somos, si cada uno hace lo que egoístamente siente, sin importarle las consecuencias, difícilmente podamos vivir todos en Paz.