Cuatro oportunidades para crecer

en Audios03 de agosto

En el matrimonio, en la soledad y en la ancianidad, en todo este tiempo de camino en este mundo, es que hay que ir tomando Conciencia de que se está para crecer.

Cuando tomemos Conciencia de que estamos para crecer, prestaremos atención a la vida como alumnos, de todo lo que tiene para enseñarnos, para poder crecer, y en la medida en que vayamos creciendo llegará el tiempo en que no tengamos que nacer, porque ya no necesitaremos más enseñanzas de este mundo, sino que habiendo tomado todas las enseñanzas, el propio Amor, ahora vivo en nosotros y encarnado por haber asimilado las enseñanzas, nos traerá a este mundo pero no ya por una necesidad de aprendizaje, sino que lo que necesitaremos ahora es dar lo que está en nosotros, porque el Amor en uno no sirve, el Amor es de todos.

Cuando vive en uno, el propio Amor nos lleva a querer compartir, a formar parte y a sentir como parte nuestra a los demás. Estamos empezando a amar concretamente, o abocando ya nuestras vidas desde lo que es el Yo Superior.